Moxibustión

Moxibustión
 

La moxibustión es un proceso eficaz contr el dolor, que consiste en aplicar calor a los puntos de acupuntura. El método de la moxibustión permite activar los receptores térmicos de la piel, y de esta forma provocar estímulos que compiten con los sistemas de modulación del dolor a nivel de hasta posterior medular, y controlar procesos de dolor, sobre todo osteoarticular.
Para calentar los puntos de acupuntura, se pueden emplear cigarros de polvo de la planta “artemisa sinensis”, conos de moxa, y otros sistemas de aplicación indirecta de la moxa con intermedio de plantas. El estímulo de la moxibustión puede alcanzar diferentes niveles a nivel cutáneo y ejercer diferentes efectos según la capa afectada.
La moxibustión a temperatura de 47º-48º C. a nivel central aparece que se activa la región pre óptica del hipotálamo anterior. Parece ser que el efecto de la aplicación de la moxibustión reside en la radiación emitida de forma selectiva por la combustión de la artemisa.
Importante: Hay que calcular los posibles efectos indeseables de la aplicación de la moxibustión, sobre todo en áreas muy sensibles como cara y dorso, para evitar quemaduras y cicatrices.